#LaFoto

Una guerra mortal

Israel sigue en estado de shock tras los ataques de Hamás el sábado 7 de octubre, mientras en Gaza sufren ya las consecuencias de la represalia de Tel Aviv.

Israel ordenó un asedio a Gaza y cortó los suministros de electricidad, combustible y agua como respuesta a los ataques de Hamás del fin de semana que dejaron más de 1.000 muertos en suelo israelí. El grupo militante islamista tiene además unos 150 rehenes.

Este miércoles, Gaza se quedó ya sin electricidad, y las reservas de agua y de comida se están agotando rápidamente.

El diplomático e historiador israelí Élie Barnavi, autor de «Las religiones asesinas», considera que la respuesta militar era inevitable, pero rechaza que su gobierno esté privando a los palestinos de sus necesidades básicas.

Mientras una gran cantidad de tropas, tanques y otros vehículos blindados se agrupan en el sur de Israel, dando señales de una inminente invasión de Gaza, Barnavi nos habla desde Tel Aviv, una ciudad que describe como «muerta» actualmente.

Info: BBC Mundo

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?