Entretenimiento

Oppenheimer gana el principal premio SAG y los actores celebran éxito de su huelga

La película Oppenheimer se alzó este sábado 24 de febrero con el máximo galardón de los premios del sindicato de actores de Hollywood (Screen Actors Guild Awards, SAG), su primera gala desde que el año pasado sus artistas declararan la huelga más larga de su historia.

El prestigioso galardón al mejor reparto en los SAG Awards es históricamente un importante pronóstico para los Oscar, lo que convierte a Oppenheimer en una formidable favorita a la mejor película.

El drama épico de Christopher Nolan sobre el padre de la bomba atómica también se llevó las estatuillas al mejor actor para Cillian Murphy, que interpreta al científico, y al mejor actor de reparto para Robert Downey Jr., que encarna a su acérrimo rival.

«Gracias por la invitación a participar en la realización de esta película tan importante», dijo el actor Kenneth Branagh en nombre del reparto.

El ambiente de la gala fue festivo, ya que los miembros de SAG-AFTRA, el sindicato que representa a unos 120.000 intérpretes, entre ellos estrellas de primera categoría, se congregaron por primera vez desde el fin de la huelga en noviembre.

Branagh recordó cómo el reparto de la película abandonó su estreno en Londres en julio, cuando estaba a punto de comenzar el paro laboral. «Nos fuimos de la alfombra roja y no vimos la película esa noche. Nos fuimos felizmente en solidaridad con ustedes».

«Así que este, este es un momento de círculo completo para nosotros», aseguró entre fuertes aplausos.

Al final, el gremio consiguió logros considerables, como mejoras salariales y protecciones contra la inteligencia artificial (IA) por parte de estudios como Disney y Netflix.

«Ustedes sobrevivieron a la huelga más larga en la historia de nuestro sindicato con coraje y convicción», dijo también este sábado la presidenta de SAG-AFTRA, la reconocida actriz Fran Drescher.

El actor Idris Elba también apuntó al abrir la gala: «Quiero aprovechar este momento para homenajear y agradecerles a todos ustedes, tanto a los que están aquí como a los que nos ven desde casa, que se han solidarizado y apoyado a SAG-AFTRA».

Oppenheimer no ha dejado de cosechar premios en toda la temporada.

El filme, que ha ganado importantes recompensas en los Globos de Oro, los Critics Choice Awards, los premios del sindicato de directores (DGA) y los Bafta británicos, ahora suma el máximo galardón de los SAG al mejor reparto.

En los últimos años, Parásitos (2020), CODA (2022) y Todo en todas partes al mismo tiempo (2023) lograron una victoria en esa categoría y un Oscar a mejor película.

Muchos de los mismos actores que votan para los premios SAG forman parte del bloque mayor de electores en los Oscar.

Oppenheimer se impuso a BarbieLos asesinos de la lunaAmerican Fiction y El color púrpura.

En la categoría de mejor actriz, Lily Gladstone (Los asesinos de la luna) venció a su principal rival, Emma Stone (Pobres criaturas), en un resultado muy reñido que también abre de par en par la carrera en esa categoría por el Oscar.

La actriz de origen indígena, que interpreta a una mujer osage explotada por nefastos vecinos blancos en la epopeya de Martin Scorsese ambientada en los años veinte, comenzó y terminó su discurso de aceptación en su lengua nativa, la de los pies negros.

Los galardones de actriz de reparto han recaído sistemáticamente esta temporada en Da’Vine Joy Randolph (Los que se quedan) y en la gala de este sábado no fue diferente.

Barbra Streisand, de 81 años de edad, recibió el premio a toda una carrera y se llevó una gran ovación en una inusual aparición pública.

La noche también honró a la televisión. La comedia The Bear ganó por su reparto y por sus protagonistas, Jeremy Allen White y Ayo Edebiri.

Succession se quedó con el premio al mejor reparto de serie dramática, mientras que Elizabeth Debicki ganó como mejor actriz por su interpretación de la difunta princesa Diana en The Crown.

Pedro Pascal se llevó el premio al mejor actor de serie por The Last of Us, admitiendo que estaba borracho y convirtiéndose en uno de los muchos intérpretes que aprovecharon el tono relajado de la transmisión de Netflix -y las diferentes normas sobre lo que está permitido- para soltar una grosería.

La 30ª edición de los SAG Awards se convirtió en la primera gala de premios de Hollywood que se emite globalmente en Netflix.

Este cambio permitió a los galardones del sindicato acceder a los 260 millones de abonados del gigante del «streaming», sin cortes publicitarios.

«Estoy deseando llegar a casa y que Netflix me recomiende esta serie basándose en todas las demás cosas en las que me he visto», bromeó Elba.

Info: AFP

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?