Cultura

Ópera de Viena ofrece siete estrenos de ópera y dos de ballet

Con más de 50 funciones de ópera y ballet de repertorio internacional y siete estrenos, entre ellos una ópera infantil, la Ópera de Viena abre nueva temporada con un reencuentro muy especial, el de la soprano Cecilia Bartoli.

Las óperas Il tritticoTurandot (ambas de Giacomo Puccini), Le Grand Macabre (de György Ligeti), Rebelión en la granja (Alexander Mikhailovich Raskatov) junto con la ópera infantil El barco fantasma maldito«, con música de Richard Wagner, serán algunas de las novedades de este año.

El Ballet Estatal de Viena presenta también dos estrenos, Simetrías cambiantes La dama de las camelias, así como la tradicional Gala Nureyev complementada con un variado repertorio de danza.

Uno de los platos fuertes de la temporada 2023-2024 será el reencuentro con la célebre soprano Cecilia Bartoli, en julio de 2024, y la velada conjunta prevista con la estrella de Hollywood John Malkovich.

«Actuamos siete días a la semana, tenemos alrededor de 300 actuaciones en la temporada y sólo hay dos días de descanso; el viernes de Pascua y el 24 de diciembre», asegura a Efe el director técnico de la ópera, Peter Kozak, en la jornada de puertas abiertas.

La Ópera de Viena hace posible representar esta cantidad de funciones en tan poco tiempo gracias a las 996 personas que trabajan en ella, incluidos el coro, la orquesta, el equipo técnico y el de atención al público.

De hecho, la gran diferencia de la Ópera de Viena respecto a otros teatros europeos es la variedad de funciones que ofrece en un mismo día y, por lo tanto, la cantidad de cambios de decorados y escenario que se tienen que realizar.

«Esa es la gran diferencia con los festivales o con los musicales, pues ellos están seis meses en el escenario y nunca cambian. En cambio, aquí, en la Ópera, construimos un decorado diferente para cada función», subraya Kozak.

No es algo fácil: el director cuenta que su «gran problema es decirle al diseñador del decorado qué tiene que tener en cuenta para que el escenario se pueda cambiar en tres o cuatro horas», con el añadido, desde hace pocos años, de la proyección de vídeos en el escenario.

Sin embargo, a pesar de ser probablemente la más prestigiosa a nivel global, la Ópera de Viena hoy en día sigue sin llegar tanto al público joven que, según Kozak, prefiere otro tipo de entretenimiento más relacionado con el cine o la televisión.

Info: EFE

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?