Salud

Lunares irregulares podrían ser alertas de cáncer de piel

El melanoma es un tipo de cáncer de piel causado por la reproducción descontrolada de los
melanocitos, que son las células responsables del color de la epidermis de cada persona.
Cuando un paciente tiene un lunar o marca asimétrica, con bordes irregulares, diversas
tonalidades y además tiene un aspecto que se diferencia de otros en el cuerpo, esto alerta a
los especialistas ya que es posible que estén frente a una lesión maligna.

La médico con especialidad en Dermatología de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela
(SAV), doctora Ingrid Rivera, explicó que las lesiones de esta patología oncológica
responden a unas características propias, “establecidas en el ABCD del melanoma, cada
letra se refiere a Asimetría, Bordes, Color y Diámetro. La primera es la asimetría, esto
quiere decir que si trazamos una línea imaginaria por la mitad (del lunar o la marca) debería
ser igual un lado al otro y si no son, empiezan las sospechas”.

Señaló que el segundo elemento que tienen en cuenta los médicos son los bordes
irregulares, esto se refiere a que, si “el borde es regular, es decir, si es fácilmente
delimitable con un lápiz, por ejemplo, entonces sería benigno. Si es difícil delimitar
exactamente cuál es el borde porque es muy irregular, se tendría más sospechas de
malignidad”.

La tercera característica a evaluar por el especialista es el color. Indicó que un lunar debe
tener un solo color: marrón claro o marrón oscuro, “pero no debe tener variedad de
marrones ni colores negros o azulados. Esto llama la atención y entre más colores tenga,
mayor probabilidad de malignidad”.

El siguiente elemento a considerar es “el diámetro. Se considera que un lunar que no
sobrepasa los cinco milímetros es menos probable que sea melanoma. Puede serlo, pero es
menos probable. A medida que aumentan los milímetros, sobre todo luego de cinco
milímetros, la probabilidad aumenta significativamente”.

Evolución y “fealdad”

La médico dermatóloga de la SAV explicó que además de las características señaladas en el
ABCD, hay otras particularidades a tomar en cuenta como es la evolución y la “fealdad”
del lunar, marca o “peca”.

Puntualizó que “no están tan descritas las siguientes letras (E y F), pero siempre es bueno
tenerlas en cuenta. La evolución se refiere a un lunar que no se sabía que existía, de
repente aparece o era de una forma y cambia de tamaño, color y textura. Esto puede ser
un signo de malignidad”.

Por último, explicó la F: es cuando el lunar es “feo”, “ciertamente hay algunas personas que
tienen todos los lunares de un color determinado o forma determinada y quizás salga uno que es el diferente, quizás más grande, de otros colores, y aquí sería como el cuento del
patito feo, que es el que llama la atención. Solo por tener una de esas letras no significa que
ya se tiene un melanoma, pero a medida que suman más letras, mayor probabilidad es
que sí lo sea”.

Factores de riesgo

La médico dermatóloga señaló que también está la G, referida a la genética, que es uno
de los factores de riesgo en la aparición del melanoma, al igual que la exposición solar.
Explicó que las lesiones “en las zonas expuestas al sol de forma aguda (días de playa sin
suficiente protección solar, por ejemplo) se relacionan con este tipo de cáncer de piel.
Aunque también se ha detectado su aparición en partes del cuerpo no expuestas al sol”.

Los traumatismos repetidos en una zona de la epidermis y algunos virus como el Virus del
Papiloma Humano (VPH), también se han relacionado con tumores en la piel.

Detección y tratamiento

La Clínica de Prevención del Cáncer (CPC) de la SAV recientemente incorporó la
especialidad de Dermatología a sus servicios médicos, y si una persona detecta algún
tipo de marca, mancha o lunar que le llame la atención y tenga alguna de estas
características, puede acudir a consulta en esta institución de salud.

La doctora Rivera explicó que el dermatólogo hace un examen físico, determina si la lesión
es benigna o maligna o si debe hacerse una biopsia para definir exactamente qué es, y si se
debe tratar quirúrgicamente.

Dependiendo del resultado del estudio de la biopsia, el especialista realiza la extirpación del
melanoma si no es una lesión profunda. Si lo es, el paciente requerirá estudios de ganglio
centinela y se trata con los cirujanos oncólogos y los médicos oncólogos para definir los
tratamientos de quimioterapia y radioterapia. En la CPC, además de la consulta, se estudian
las biopsias y se puede realizar la extirpación de la lesión, dependiendo del caso.

Para obtener más información también se puede visitar la página de la Sociedad
Anticancerosa de Venezuela (SAV), https://www.sociedadanticancerosa.org/, y en las
cuentas de Instagram @sociedadanticancerosavzla, Twitter @SAnticancerosa y Facebook
Sociedad Anticancerosa de Venezuela-SAV.

Fuente: Comstat Rowland Comunicaciones Estratégicas Integrales

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?