Opinión

Euphoria, de HBO Max: Un retrato salvaje de lo que somos

Pocas series son tan atrevidas como esta. En todos los sentidos posibles. Euphoria, producción bandera de HBO Max, regresó con nueva temporada y, sin perder tiempo, nos sumerge en escenarios crudos y desgarradores que son lugares comunes en todas las familias del mundo.

Y en eso reside su encanto. Es un retrato honesto y sensato, que para muchos resulta incómodísimo, de ese lado oscuro que tenemos como sociedad y del que pocos de atreven a hablar con tanto acierto.

En ese afán tan nuestro de mostrarnos bellos, exitosos y poderosos ante el mundo (o ante las redes sociales, que es casi lo mismo), Euphoria presenta personajes fascinantes, cargados de mucha humanidad: adolescentes adictos, chicas con problemas de autoestima y afectivo-sexuales, padres que crecen con emociones reprimidas e hijos y nietos que son criados en la dureza de la vida callejera, por solo citar ejemplos puntuales del abanico de temas que aborda la serie.

Y hace el trabajo. Euphoria pone sobre la mesa temas difíciles, pero que son necesarios conversarlos. ¿Mejoraría nuestra dinámica familiar si supiéramos canalizar y lidiar con la muerte de un ser querido? ¿Qué pasaría si aprendiéramos a decir que no? ¿Por qué sucumbimos ante la presión social y hacemos cosas que perjudican?, son solo algunos de los motores que impulsan a la trama, que se enfoca en un personaje por episodio, pero que sigue una historia lineal, aderezada con música ochentera, inteligentes transiciones y movimientos de cámara que hablan por sí mismos y muchas luces de neón.

Euphoria, además, tiene un propósito claro: que nos veamos en su espejo y reflexionemos sobre lo que somos y sobre todo lo malo que sucede a nuestro alrededor. Todos conocemos a alguien que pasa por situaciones similares a las que allí se narran y desearíamos, de corazón, que tengan otro desenlace. Informa, entretiene y educa, casi como el periodismo, con su propio ritmo y estilo.

Cargada con la misma osadía de su primera temporada, la serie regresa y no pide permiso para mostrarnos lo que veremos, más violenta, visceral e introspectiva, pero siempre mostrando una realidad que existe y que nos respira en la nunca.

Porque en cada uno de nosotros también habitan el salvajismo y la oscuridad… ¿O no?

Carlos Antonio Carrillo / @CarlosCarrilloW

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?