Especiales

El «sueño americano», un anhelo truncado para los venezolanos

El “sueño americano”, que impulsa a miles de venezolanos a cruzar la peligrosa selva del Darién y atravesar las fuertes corrientes del río Bravo, se convertirá en un anhelo truncado para quienes decidan ingresar de manera ilegal a EE UU.

Los migrantes venezolanos que entren irregularmente al territorio norteamericano se encontrarán en una situación precaria, sin posibilidad de optar a un programa migratorio legal y a la espera de una orden de deportación, asegura a El Nacional Luis Miranda, subsecretario adjunto principal de Comunicaciones del Departamento de Seguridad Nacional de EE UU (DHS, por sus siglas en inglés).

Estados Unidos jamás ha tenido sus fronteras abiertas a la migración ilegal. La migración irregular es algo que, bajo nuestras leyes, resulta en deportación, en quedar vetado de volver a entrar al país por cinco años e, incluso, puede terminar en un encausamiento criminal”, explica el funcionario.

La migración venezolana en EE UU ha registrado un crecimiento significativo en los últimos años. Desde octubre de 2021 hasta noviembre de 2023, 660.138 connacionales han ingresado a la nación estadounidense por la frontera que comparte con México, según cifras de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés).

La desinformación, las mentiras y los rumores han llevado a cientos de venezolanos a tomar los “caminos verdes” para llegar a suelo norteamericano, aunque eso signifique estar expuestos a robos, secuestros y violaciones por parte de grupos criminales que han hecho de la migración ilegal un negocio.

“Las personas cuando cruzan ilegalmente, aún si resultan estando liberados temporalmente, es algo provisional. Están esperando un juicio ante una Corte Migratoria, pero no tienen permiso de trabajo, no es una residencia, no es una autorización de quedarse. Tienen un procedimiento ante una corte”, precisa Miranda.

Estados Unidos enfrenta una crisis migratoria sin precedentes, con el ingreso de al menos 8.542.110 migrantes irregulares entre octubre de 2021 y noviembre de 2023, de acuerdo con los datos de la CBP.

Pese a los diversos programas que ha implementado el gobierno del presidente José Biden para intentar gestionar una migración ordenada, en la frontera sur de EE UU se siguen registrando más de 10.000 “encuentros” -como le llama la patrulla fronteriza- por día. Este es un ritmo que se ha mantenido durante los últimos cuatro meses.

El subsecretario adjunto principal de Comunicaciones del DHS menciona que EE UU ha “expandido las vías legales significativamente” para que los venezolanos entren de manera regular al país. Han puesto en marcha programas como el parole humanitario, con el que durante 2023 se beneficiaron a alrededor de 81.000 venezolanos, según registros de la CBP.

“El parole humanitario se puede solicitar a través de un patrocinador. Es un proceso gratuito y permite que las personas viajen con una autorización por adelantado, sin tener que pasar por el Darién, sin tener que exponerse a las redes criminales, sin tener que llegar a México y exponerse a los cárteles (del narcotráfico) en México”, señala.

Quienes aspiren a este programa deben contar con un patrocinador económico en EE UU, estar en Venezuela e iniciar el proceso mediante una aplicación móvil. De ser aceptado, podrá contar con una autorización previa de viaje y un permiso que le permitirá trabajar y residir legalmente en el país por dos años.

Es un programa muy, pero muy generoso, y decenas de miles de personas lo han podido aprovechar”, indica el funcionario norteamericano, que invita a los venezolanos a beneficiarse de esta vía regular, “en vez de tratar de cruzar ilegalmente”.

Info: El Nacional

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?