Salud

80% de la población activa sexualmente tiene, tuvo o tendrá VPH

El 80% de la población sexualmente activa puede tener, ha tenido o va a tener en algún
momento de su vida el Virus del Papiloma Humano (VPH), de acuerdo con los cálculos de
la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El urólogo del Grupo Médico Santa Paula (GMSP), doctor Jorge Moanack (@dr.moanack),
expresó que, aunque no existen cifras exactas, se calcula que dicho porcentaje elevado de la
población sexualmente activa va a contraer VPH, “por eso el papel de los hombres frente
a este padecimiento consiste en cuidarse para proteger a su pareja y prevenir la
enfermedad”.

Destacó que el VPH es principalmente una Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS),
aunque también se puede contagiar a los bebés a través del canal de parto, si la madre
tiene lesiones a nivel genital.

Indicó que, al ser un padecimiento viral tiene afinidad por las mucosas del pene, vagina,
ano, recto, boca, nariz y ojos, y se contagia cuando ocurre el contacto con la verruga
que genera, que es una lesión llamada condiloma acuminata.

Señaló que el VPH es una enfermedad con más de 200 tipos de cepas, que se clasifican
según el riesgo bajo o alto de producir patologías oncológicas. En este sentido, expresó que
es la principal causa de cáncer de cuello uterino y representa un alto riesgo para el
desarrollo de cáncer de ano en personas que tienen contacto sexual anal. Aunque comentó
que también puede producir estas afecciones en pene, recto, faringe, laringe y vagina,
entre otros.

Igualmente, explicó que “las mujeres cuentan con mayor riesgo de desarrollar cáncer por
VPH que los hombres, principalmente en el cuello del útero, ya que es interno y las
verrugas no se ven a simple vista ni dan síntomas hasta que ya es tarde, razón por la cual
los caballeros deben cuidarse no solo para proteger su propia salud, sino la de su
pareja”.

Tratamiento y prevención

El doctor Moanack resaltó que el organismo nunca se cura del VPH, lo que se cura es la
verruga que produce, y al ser la que ocasiona el contagio, debe eliminarse por completo
de la zona en la que aparezca para que la persona infectada no pueda contagiar a los demás.

De modo que, hasta que no se quite la lesión, el paciente seguirá transmitiendo el virus.
Indicó que el tratamiento médico curativo de la verruga es quemarla y una vez que se
trata, no debería reaparecer luego de dos años, a menos que el sistema inmune sea afectado
por estrés, cansancio o enfermedades inmunológicas.

Asimismo, refirió que el tratamiento profiláctico (preventivo) del VPH es la vacuna,
pero “si se aplica a una persona que padece de una de las cepas de la afección que esta
cubre, ella no va a curar el virus ni a eliminar la verruga que produce, pero ayuda al
sistema inmunológico a que la intensidad de la infección sea menor o prácticamente
nula, en caso de que se contagie de otros tipos de dicha ETS”.

Afirmó que existen diferentes tipos de vacuna, pero la que ofrece mayor protección es
la Gardasil 9, que cubre contra los nueve tipos más frecuentes y agresivos de VPH, entre
ellos el 6, 11, 16, 17 y 31, que son de alto riesgo para la formación de cáncer.

Info: Boletín de prensa

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?